¿Podemos presentar una denuncia contra un banco?

¿No estás de acuerdo con tu banco? Cualquiera que sea el motivo de su disputa (cargos bancarios injustificados cobrados, cierre injustificado de la cuenta, anomalía de la cuenta corriente…), puede intentar resolver su disputa mediante una negociación amistosa y, a continuación, emprender acciones legales contra su banco si la negociación no se ha llevado a cabo lugar no dado ningún resultado. Para ayudarte, este artículo explica cómo defenderte de tu banco detallando los pasos a seguir.

Las razones de una disputa con su banco

Muy a menudo, un conflicto con su banco se debe a una anomalía en el estado de cuenta o a cargos bancarios abusivos cobrados. Y la mayoría de las veces, esta disputa es el resultado de un malentendido debido a una mala comunicación del banco o a un malentendido por tu parte y/o tu asesor.

También hay que leer : ¿Cómo cambio divisas sin comisiones?

=> Para disputar cargos bancarios, ayúdate con nuestro carta estándar de denegación de cargos bancarios para personalizar.

En caso de disputa con su agencia, se pueden tomar varias medidas . Aquí te explicamos cómo defenderte de tu banco y de los diversos recursos disponibles.

Leer además : Criptomoneda Zynecoin (ZYN): análisis y opinión

Procedimiento para defenderse de su entidad bancaria: los pasos

Para resolver tu disputa con tu banco, es importante no quemar las filas:

  • 1 — Contacta con tu asesor bancario
  • 2- Escribe al departamento de quejas de tu banco
  • 3- Arbitraje en el mediador bancario
  • 4- Ponerse en contacto con el Departamento de Protección al Cliente de CPRA
  • 5- Únete a una asociación de defensa del consumidor
  • 6- Recurso ante el tribunal

Tenga en cuenta: envíe sus cartas por carta certificada con acuse de recibo. Los correos electrónicos intercambiados también deben ser guardado para construir un caso si su disputa necesita ser resuelta en un tribunal.

A continuación se presentan algunas explicaciones sobre cada uno de estos pasos.

1- Póngase en contacto con su asesor

El primer paso es ponerse en contacto con su asesor por teléfono, correo electrónico o correo. Mejor aún: pide una cita con él. Durante tu cita, explica tu descontento y los motivos de tu disputa. ¡A veces solo necesitas comunicarte para resolver el conflicto y el malentendido! Recuerda los documentos que te permitirán defenderte y obtener una solución satisfactoria (extractos de cuenta, acuerdo de cuenta y otros elementos que estarán a tu favor).

Si se rechaza esta entrevista o si no resulta en una propuesta satisfactoria, póngase en contacto con el director de su organización . Para ello, envíe correo certificado con acuse de recibo de recibo que indique los detalles de su disputa y las pruebas necesarias. Normalmente deberías obtener una respuesta. Si no, tendrás que ir al siguiente paso.

2- Envía una carta al departamento de quejas de tu banco

A pesar del fracaso de las negociaciones con su asesor, envíe una carta certificada con acuse de recibo al departamento de quejas de su institución . En esta sección, indica el motivo de tu disputa, los pasos que has tomado con tu asesor y tus deseos de resolver tu desacuerdo. El Departamento de Reclamaciones tiene un mes para darle una respuesta.

3- Arbitraje en el mediador bancario

Si el departamento de reclamaciones no responde a su solicitud o si la respuesta no le conviene, póngase en contacto con el mediador de su banco. Este profesional imparcial e independiente actuará como intermediario entre usted y su agencia. ¿Su propósito? Intenta encontrar una solución que sea satisfactoria para ambas partes. Su despido es gratuito .

El defensor del pueblo bancario tiene 90 días para dar su opinión. Para que su propuesta se aplique, debe ser aceptada por ambas partes. Por otro lado, ni tu banco ni tú están obligados a seguirlo.

La remisión al mediador bancario debe hacerse por carta certificada con acuse de recibo. En este documento, especifíquelos y adjunte todos los documentos y pruebas que tengas en tu poder.

=> El procedimiento de derivación y los datos de contacto del mediador se encuentran en sus extractos bancarios, en el contrato de su cuenta y en el sitio web de su banco.

4- Ponerse en contacto con el Departamento de Protección al Cliente de CPRA

El Servicio de Protección al Cliente de la ACPR (Autoridad del Consejo Prudencial y Resolución) tiene el papel de monitorear las prácticas de los bancos y las compañías de seguros.

Si estás pensando en acceder a este servicio, no dudes en mencionarlo al mediador bancario.

Para acceder a la ACPR, puede hacerlo en el sitio web acpr.banque-france.fr o por correo postal a la siguiente dirección: Servicio de Información y Reclamaciones de la Autoridad de Supervisión y Resolución Prudencial 61 rue Taitbout, 75 436 PARIS CEDEX 09.

CPRC no podrá resolver su disputa directamente. Por otro lado, ponerse en contacto con ellos puede ser una forma de presionar a su banco (los informes de malas prácticas pueden hacer que la CPRA realice auditorías adicionales).

5- Únete a una asociación de defensa del consumidor

Hoy en día, muchas asociaciones de consumidores ayudan cuando se inician demandas contra su banco. Un buen consejo, te informarán y te dirán si es mejor aceptar la propuesta de tu banco o si es mejor acudir a los tribunales para resolver tu disputa. En caso de negociación, también pueden actuar como intermediarios entre usted y su agencia .

Si ninguno de los pasos anteriores ha tenido éxito y la intervención de una asociación de consumidores no ha permitido que el banco cambie de opinión, habrá que poner en marcha una medida más radical: la acción legal. Antes de ir a la corte, no olvide comprobar que está dentro de su derecho.

6- Reacción ante el tribunal competente

Aunque es raro llegar a este punto, a veces se pueden iniciar acciones legales contra su banco si la disputa no se puede resolver mediante otros recursos .

Tras el inicio de en desacuerdo, tienes dos años para emprender acciones legales. Así que tenemos que armarnos de paciencia y encontrar un buen abogado, al que, por supuesto, habrá que pagar.

Dependiendo del monto de la disputa, tendrás que elegir:

  • El juez local si el importe es inferior a 4.000 euros. Puede ponerse en contacto con él por correo o enviando un archivo al empleado.
  • El tribunal de distrito si el importe oscila entre 4.000 y 10.000 euros. De nuevo, tendrá que enviar su solicitud por correo o presentar un archivo con el empleado.
  • El tribunal superior si el importe es superior a 10.000 euros. El procedimiento aquí es diferente al anterior: debe ponerse en contacto con el Tribunal Superior mediante solicitud conjunta si usted y su banco están de acuerdo en la necesidad de acudir a la corte o citarla si así lo decide. llevar a su institución bancaria ante los tribunales.

=> El recurso a un abogado es obligatorio ante el tribunal superior, pero no ante el tribunal de distrito.

Unas palabras acerca de cómo presentar una queja

Antes de presentar una queja contra su banco y, por lo tanto, llevar el caso a los tribunales, recuerde que lo mejor es encontrar una solución amistosa.

Antes de presentar una queja

Antes de presentar una queja contra su entidad bancaria, lo mejor es ponerse en contacto con un mediador bancario cuyo procedimiento es opcional y gratuito . Tú y tu banco no tienen que seguir sus consejos. Tampoco es necesario remitir un caso a un mediador antes de emprender acciones legales.

¡ Ten cuidado! Si ya ha iniciado un procedimiento judicial, ya no podrá acudir a un mediador.

Presentación de una queja contra su entidad bancaria

Como se ha explicado, si el desacuerdo persiste a pesar de la intervención de un mediador bancario, usted y su banco son libres de emprender acciones legales. Puede acudir a los tribunales presentando una citación directa al ministerio público o presentando una denuncia .

Según el monto de la disputa, el procedimiento a seguir varía (ver más arriba).

Es bueno saberlo: la jurisdicción es la de tu lugar de residencia.

Cómo defenderte de tu banco: nuestros consejos

Consejo #1 : Si no estás de acuerdo con tu banco, usa cortesía y cortesía en tus declaraciones orales y escritas. No ataquen a sus interlocutores; solo empeorarán la situación. Y al ser cortés, obtendrás mucho más que con un comportamiento agresivo.

Sugerencia #2: Antes de presentar una queja, asegúrate de que esté justificada, de lo contrario estás perdiendo tiempo y energía. También puedes molestar a tus interlocutores sin ningún motivo.

Consejo #3 : Si quieres un gesto comercial, no te excedas. De hecho, si su solicitud es excesiva, es muy probable que la respuesta dada por su agencia sea negativa.

Consejo #4 : Si recibiste una respuesta positiva a tu solicitud, gracias, aunque estuvieras a tu derecha.

Consejo 5 : Si quieres apelar, no quemes los pasos. Empieza por concertar una cita con tu asesor, entrar en un mediador bancario o incluso con partes interesadas externas, como los consumidores, y luego emprende acciones legales si no se ha encontrado ninguna negociación amistosa.

Si no estás de acuerdo con tu banco, ahora sabes qué recurso hay disponible para defenderte. Pero antes de emprender cualquier acción, no olvides comprobar que estás dentro de tu derecho; esto es importante para evitar perder el tiempo y molestar involuntariamente a tus interlocutores. ¡Haz las cosas en orden también! De hecho, emprender acciones legales contra tu banco no es un placer. ¡Y conseguir un arreglo amistoso es siempre la mejor solución!

ARTÍCULOS RELACIONADOS